fbpx

Vivo recibiendo cariño de su mamá adoptiva Laura Luengo Mata

¿Cuánto le gustarán a este pequeño superviviente las caricias?
 
Vivo nació prematuro y por ese motivo le abandonaron en el campo. Era mucho más pequeño, apenas tenía pelo y no tenía fuerzas ni para caminar. Cuando le rescatamos Laura Luengo Mata se hizo cargo de él y le sacó adelante. Fueron varias semanas de muchísima dedicación y trabajo, y se creó una conexión muy bonita entre los dos.
 
Ahora, cada vez que va a verle, él la busca como a su mamá para que le dé unos buenos mimos y cariño. Los corderos y sus madres establecen unos vínculos muy profundos. Como los de cualquier madre que ama a su hijo. A ellas siempre les arrebatan a sus hijos porque ese es el negocio de la ganadería. Por eso ellas se vuelven cada vez más protectoras con sus pequeños.
 
La madre de Vivo perdió a su hijo otra vez. Pero Vivo ganó una mami adoptiva y una familia enorme que le quiere y le cuida.

Comparte con el mundo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

no te pierdas

Otros artículos del blog

Conejos Sprite y Woody

Descansa en paz, Woody

Hoy se nos ha ido Woody.Nuestro querido Woody. Un conejo salvaje de más de 11 años, ciego y que tenía un tumor en la cabeza, pero que le ha permitido

Leer más »

Elige la cantidad mensual con la que quieres colaborar.

Realiza tu donación para apoyar la misión de Santuario Vegan

Los habitantes necesitan padrinos y madrinas que nos ayuden a cuidarles.

Ayuda en el trabajo del día a día en el Santuario.

Suscríbete a la News

Recibe historias inspiradoras sobre Santuario Vegan, sus habitantes, el día a día y descubre maneras de tener un impacto positivo en el mundo.

* Jamás enviamos correo basura. Tampoco compartimos tu dirección de correo electrónico con terceros y puedes cancelar cuando quieras.