fbpx

¡Bienvenido, Orejas!

Conejo Orejas

Le hemos llamado Orejas, y es un bebé de conejo salvaje que apareció en el santuario mientras se lo querían comer unas urracas al estar muy débil y tener una herida terrible con el hueso expuesto en una pierna. Estaba completamente deshidratado y extremadamente débil.


Los bebés de animales salvajes mueren la mayoría al poco de nacer por muchísimos motivos. Y como los gatitos, cuando nadie les ayuda su vida es muy breve y de muchísimo sufrimiento. Orejas tuvo muchísima suerte de encontrarse en los alrededores de un Santuario y pudimos ayudarle. Seguramente era una de sus primeras salidas al exterior.

Orejas ha estado varios días hospitalizado en @animalesexoticos24h. Le ingresamos y estaba muy malito, tenía anemia, hipoalbunemia, la herida fea de la pierna… pero ya se encuentra mucho mejor y le han dado el alta. Nos recomiendan que se quede en el santuario porque no tiene núcleo familiar y sería una muerte segura para él. Aquí podrá hacerse amigo de Tambor.


En Fundación Santuario Vegan ayudamos a muchos animales salvajes, aunque hablemos poco de ello. Hay muchas aves, conejos, incluso abejas y otros insectos… Construir un mundo mejor para los animales incluye pequeños gestos que, en realidad, son enormes para el animal que se beneficia de ellos.

Comparte con el mundo:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email

Deja un comentario

no te pierdas

Otros artículos del blog

Elige la cantidad mensual con la que quieres colaborar.

Realiza tu donación para apoyar la misión de Santuario Vegan

Los habitantes necesitan padrinos y madrinas que nos ayuden a cuidarles.

Ayuda en el trabajo del día a día en el Santuario.

Suscríbete a la News

Recibe historias inspiradoras sobre Santuario Vegan, sus habitantes, el día a día y descubre maneras de tener un impacto positivo en el mundo.

* Jamás enviamos correo basura. Tampoco compartimos tu dirección de correo electrónico con terceros y puedes cancelar cuando quieras.