Nos han dejado

Margarita

Margarita fue rescatada de una situación de abuso.  Su madre no podía alimentarla y por este motivo la iban a sacrificar. Margarita tenía solo un

Leer Más >>
La vaca Carmen espera para ser apadrinada en Santuario Vegan

Carmen

Carmen es una vaca de raza frisona. Fue rescatada cuando la asociación Anadel nos dio el aviso de que en una finca de Guadalajara habían

Leer Más >>
El burrito Alma espera para ser apadrinada en Santuario Vegan

Alma

Alma fue rescatada a la edad de 26 años en Ávila. Durante todo este tiempo había vivido explotada en el campo junto a su madre.

Leer Más >>

Abi

Descansa en Paz Abi

Esperamos de corazón que el tiempo que pasaste con tu familia en el santuario haya compensado la vida de abuso y miserias que te hicieron vivir.

Las vacas como tú merecerían una vida feliz siendo queridas, cuidadas y respetadas. Ahora te reencontraras con todos los hijos que te robaron antes de venir al santuario. Háblales de esperanza para todos vosotros.

Nos dejas tristes, pero con la gratitud de haberte conocido y con el mejor regalo que nos puedes dejar: tu hijo Ezequiel.

Te queremos y nunca te olvidaremos.

Bruno

Hasta siempre Bruno

Esta mañana hemos encontrado muerto a Bruno en su dormitorio.

Bruno es un pato que llevaba más de un año en Santuario Vegan. Fue un juguete para niños hasta que se cansaron, Bruno no se reconocía como pato y siempre buscaba compañía humana. Arrastraba algunos problemas de salud, tuvo que ser intervenido porque su faringe era muy estrecha y finalmente ha muerto.

Descansa Bruno.

Linda

Sentimos mucho nuestro silencio de ayer.

Fue un día muy duro. Linda, la ternerita con malformación y Dulce, la oveja consumida y en los puros huesos del terrible caso de Logroño, morían de noche, casi a la vez, durmiendo y rodeadas de cariño. Su partida nos rompió el corazón.

Hemos hecho este vídeo como despedida de Linda, la ternerita, quizás para quitarnos algo de dolor, o quizás con la esperanza de que su corta vida pueda conmover corazones y que vean que ella, como cualquier bebé, como cualquier animal, sólo quería vivir y estar con su família.

Hicimos todo lo que pudimos y no logramos salvarlas. Aún así hay 13 corderos por cuyas vidas estamos luchando en estos momentos y apenas tenemos tiempo para la tristeza.

Puedes ayudarnos en esta lucha por un mundo donde los animales reciban cuidados, reciban cariño y sean respetados. Por un mundo mejor.